Del Bosque: «El entrenador se cree que debe dar voces, pero eso no hace la autoridad»

El ex seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque afirmó que el entrenador ideal para él debe ser un líder que sea «creíble», positivo y afable, pero que no debe dar voces porque, según él, «eso no hace la autoridad», y destacó que la buena convivencia en el vestuario es el camino que le ha llevado al éxito, en el Real Madrid y la selección española.

«El entrenador debe ser un líder creíble. Es una persona que marca la hoja de ruta de una buena convivencia y establecer un sistema de juego. ¿Qué clase de líder? Muy exigente, si, pero amable, afable y optimista. Algunos creen que deben dar muchas voces, pero eso no hace la autoridad», dijo en la master class celebrada ayer ‘Liderazgo y Gestión de un equipo de fútbol’, dentro del Máster en Industria, Derecho y Gestión y Entretenimiento en el Deporte ISDE – PwC

Expresó su gusto por los jugadores «emocionados», «inspiradores» y «generosos». «Sin pasión por hacer las cosas es imposible que las hagamos. No es malo que los jugadores puedan exponer sus opiniones y deben ser generosos porque eso refuerza, hace que sea un grupo mejor», declaró. Del Bosque se declaró afortunado por ese sentimiento de «pertenencia a un club» como el Real Madrid, en el que estuvo 36 años y donde los entonces presidente Santiago Bernabéu y entrenador Luis Molowny fueron sus referentes. «Hubo una vez en la que me sentí imprescindible en el club, pero no como jugador o entrenador, sino en el trabajo de cantera. Creí que iba a estar toda la vida trabajando con ella y me sentí muy útil», manifestó.