El abogado Daniel Cravo advierte de que ni clubs ni FIFA pueden extender los contratos unilateralmente

cravoEl abogado brasileño Daniel Cravo, experto en derecho deportivo del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), ha advertido de que ni los clubs ni la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) pueden extender «unilateralmente» los contratos de los jugadores más allá del 30 de junio si la temporada se retoma en el verano por la crisis del coronavirus.

Así se manifestó en la charla online organizada por ISDE para analizar las consecuencias de la crisis de la COVID-19 en los contratos, traspasos y fichajes en el fútbol internacional ante la posibilidad de que las competiciones nacionales y continentales, caso de LaLiga Santa.

«Con respecto a la extensión de los contratos, cualquier medida unilateral, evidentemente, no puede ser impuesta, directa o indirectamente, por los clubes o la FIFA», indicó Daniel Cravo, miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Abogados de Fútbol (AIAF).

Daniel Cravo pronosticó que es presumible que surjan un «número significativo» de disputas entre los jugadores y clubs, y que «será difícil encontrar acuerdos» en el caso de que, tal y como anunció este jueves la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), se apruebe que el curso pueda acabar «más allá» del 30 de junio, fecha de finalización de los contratos de los jugadores.

En cambio, el profesor de derecho deportivo en ISDE en Madrid y Barcelona consideró que los órganos de decisión de la FIFA, en el caso de disputa relativa a la modificación o la conclusión de los contratos relacionada con la crisis del coronavirus, «serán más tolerantes» debido a la situación económica de los clubs.

Asimismo, el miembro del Tribunal de Disciplina de World Athletics, la antigua Federación Internacional de Atletismo (IAAF), instó a la cooperación entre la FIFA y el resto de las partes interesadas del fútbol como la «herramienta más importante para minimizar el impacto perjudicial de esta pandemia en el deporte».

«Es hora de discutir el papel real de los órganos rectores deportivos y exigir su ayuda y orientación concretas en términos económicos», sentenció el Socio Senior en el despacho brasileño Cravo, Pastl y Balbuena, que asesora desde hace más de 20 años a clubs, jugadores, intermediarios, asociaciones, federaciones, fondos de inversión y empresas deportivas en litigios con la FIFA y el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).